Después de la tormenta, viene la calma. Y todas las cosas negativas también tiene su parte positiva, preciosa y fascinante. Esto pasa con China. Una se desenamora y enamora de ella cada día, cada instante. Por cada experiencia desagradable hay cien momentos increíbles y apasionantes. Como no podía faltar, a la lista de Cosas que me matan de China le sigue Cosas que amo de China.

Hay comida por todas partes a todas horas.

La comida en China es un arte, para los amantes de la comida china podéis mirar este documental (A bite of China http://english.cntv.cn/special/a_bite_of_china/homepage/index.shtml) que es un viaje por las distintas zonas del país y sus manjares (excelente), importante tener preparado algo para comer mientras o al final de la reproducción. Es una delicia. En China puedes comer a todas horas, en todos sitios y según a donde viajes y en qué zona del país estés la comida es radicalmente diferente. Los chinos tienen muchos take aways como barbacoa en la calle, que es deliciosamente buena, picante y aceitosa, baozis, jiaozis, mazorcas de maíz, palomitas ( las palomitas dulces de caramelo gustan mucho aquí) y palitos de fruta con caramelo y sésamo. A parte de restaurantes, hay muchos supermercados pequeños donde la gente compra pinchos de carne o patas de pollo o palitos de alga. Hay pizzas chinas con huevo y vegetales y picante. Y tofu, tofu y tofu de cualquier variedad. Sopas de fideos de arroz, de boniato, de trigo, fideos, fideos, fideos… Evidentemente las grandes multinacionales como MC y KFC, están todas por aquí dispuestas a alimentar a los chinos, pero descubrir la gran variedad de la comida china es un mundo que nunca, nunca termina de sorprenderte. (Pronto post de Mis comidas en China)

Majhong

Soy una adicta a JUGAR. En palabras mayúsculas. Jugar a correr, a adivinar cosas, al escondite, a la comba. Jugar. Y China es un país donde se juega. Crecí viendo a mi abuela jugando a las cartas y al parchís y a mi abuelo al dominó. Siempre me fascinó que un grupo de gente se reuniera alrededor de unas fichas, unas cartas o en un parque y compartieran algo tan divertido como un juego. Un juego tiene historia (se ha jugado por miles de personas, durante cientos de años) se ha creado por alguien antes que tú juegues y mientras juegas entras en un estado en el que te olvidas de ti para formar parte de otro mundo ‘no real’ con otras reglas y con una forma distinta de hacer que en la del mundo en el que vives. A mí me fascina, porque además soy muy muy competitiva. En China la gente juega mucho, por la calle, en salones de juego que suele ser una sala llena de mesas y sillas, sucia y con muchas colillas de cigarro por el suelo. Y apuestan. A veces apuestan mucho dinero (el tío de Lu Ping ganó 20.000 euros en una noche jugando en el pueblo). En China normalmente no se juega por jugar, siempre que jugamos hay dinero en la mesa y a veces te llevas mucho dinero a casa. Pero yo de lo que quiero hablar es del Majhong. Cuando vi el Majhong por primera vez me fascinaron sus fichas cuadradas y medio redondeadas. -el juego proviene del antiguo oráculo que hace miles de años consultaban los adivinos chinos-. Algo se enterneció en mí. Parecían galletitas duras con mensajes secretos escritas en ellas, hong zhong , fa cai, feng… Los chinos jugando en la mesa decían palabras que no entendía y movían las fichas muy rápido, aquí, allá, zas,zas. Me sorprendió el ruido seco de las fichas cuando chocaban entre ellas y tenía claro que quería aprender a jugar. Majhong y yo somos como dos amantes. Bueno, yo le amo a él, y creo que a él yo también le gusto porque gano muchas veces. Majhong es un juego apasionante, no es sencillo ( y cambian las reglas según en qué zona de China estés) necesitas estrategias, habilidad y rapidez mental y suerte. La suerte es un factor importante. Jugar al Majhong 戳麻将 Chuo Majhong te abre una puerta apasionante a la cultura china. Saber cómo juegan, compartir té o cigarrillos mientras mueves las fichas. Entender qué dicen, comer cacahuetes mientras chillas fa cai. Cuando vivimos en un país distinto es difícil llegar a formar parte de su cultura 100%, pero cuando hay juego de por medio, las diferencias desaparecen. Lo importante es el juego. La estrategia y el apasionante mundo de las fichas y las normas. Sigues siendo una Laowai, pero eres un poco menos Laowai.
(Para más información sobre juegos de mesa, próximo post!)

Food massage and blind massage 足浴,zuyu 盲人按摩 mangren amuo.
Masaje de pies, masaje ciego.

Si vives en China, el masaje puede convertirse en otro de tus pasatiempos favoritos. Hay Food massage y blind massage por todas partes. Vamos por partes: el Food massage es una delicia en China porque todos los chinos son o parecen expertos en el arte de la acupuntura y reflexología. Los centros de masaje suelen ser todo un piso lleno de habitaciones privadas con butacas muy cómodas y televisión y ceniceros. En los masajes chinos nunca te desnudan ni te tocan directamente la piel, el masaje en el cuerpo va a ser siempre por encima de la ropa. Te acomodas en tu butaca después que te hayan servido té (de tu elección) y pones los pies en un barreño con agua caliente y aroma, (de jengibre o té verde, hay miles). Mientras los pies están dentro del agua caliente te van a dar un masaje en la cabeza, hombros, espalda y brazos durante unos 20 minutos (more or less). Y después los pies. Los masajes en los pies pueden ser muy dolorosos porque (algo no va bien) y muy placenteros. Normalmente el o la masajista te va explicar que los riñones no muy bien, o quizá los intestinos, o los pulmones y va apretar para que los “puntitos” como ellos lo llaman se suavicen y tu salud mejore. Después de un Food massage chino sientes que vuelas durante una semana.

El mejor masaje que he recibido ha sido un “masaje ciego”. En China se emplea a las personas que no ven para masajes y sus masajes son distintos. Notas como todos sus sentidos están focalizados en una cosa, tu cuerpo y sus manos. Puede ser que la idea parezca un poco rara al principio, incluso que te muestres un poco reticente, pero si estás en China debes probarlo. Fue una iniciativa para dar empleo a las personas “con una deficiencia” y el resultado es excelente. Déjate llevar por sus manos!

Mi casa es tu casa

Soy catalana y la idea de “casa” donde crecí se resume al ámbito familiar. Recuerdo de pequeña a mi madre lavando y ordenando toda la casa antes de una visita (no porque la casa estuviera sucia, para nada) si no porque la casa era como un cuadro bonito que se tenía que mostrar y debía estar impoluta. No era fácil invitar a personas a mi casa o bien porque mi madre no estaba “suficientemente arreglada” o porque iban a ensuciar la casa o porque estaban descansando y no querían que nadie les molestara. La puerta de mi casa no era una puerta abierta y siempre pensé que el hogar era algo “de puertas hacia adentro, algo privado”. En China es todo lo contrario, no es sólo que las personas hacen mucha vida en la calle (he visto a gente lavándose los dientes, secándose el pelo o vistiéndose en la calle, justo delante de su puerta) sino que las personas son felices si te pueden invitar a su hogar. Las normas de una casa china son simples y pocas (dos); uno se tiene que sacarse los zapatos y ponerse las zapatillas (siempre de muchísimos colores) de ir por casa. La segunda norma, comer y/o beber. Siempre te van a ofrecer agua caliente en un vaso de plástico y fruta (todo tipo de fruta, según la época) y frutos secos o cosas dulces. Si te quedas más rato, siempre va a haber comida. Y tienes que comer, es obligado comer y disfrutar. Sus caras se llenan de gozo cuando hay invitados en casa, les gusta compartir su rinconcito en el comedor, junto a la tele, que siempre o casi siempre, está encendida.

Without the community you are no one.

No importa si esta idea viene del comunismo de Mao o de cualquier otro lugar. En China la comunidad y el grupo son importantes. Al ser un país grande hay competencia (sobre todo en temas de estudios, trabajo y carrera), pero me cuesta localizar y situar el egocentrismo europeo ( sí, europeo del norte o del sur, da igual). Soy miembro de grupos de toastmaster y voy a muchas charlas sobre empresa y comunicación y siempre se comparte la misma idea “The universe is wired in such a way that we need each other.” Y me encanta. Al estar en medio de todo el “barullo chino” y a eso me refiero a que siempre hay chinos a mi alrededor y en mi día a día (amigos o familiares de mi pareja); Noto esta tendencia constantemente, todo se comparte, pocas cosas son solo para uno, siempre van a intentar dar la mejor parte (comida o lo que sea) al otro. Puedes contar con un amigo chino, los chinos están allí y están de verdad.

El doblaje en China.

Aprender chino es tarea ardua. ¡Que sí! Que eso ya nos lo han dicho miles de miles de veces. ¿Que estudias chino? Pero qué difícil, ¿no? Bueno, y porqué no miramos la parte positiva? Por ejemplo, la tele y el cine. Si quieres aprender, mejorar tu chino, enciende la tele o el ordenador y mira una serie, programa de televisión o película. En China se hace muy poco doblaje ( y el que hacen es realmente bueno, no como el de back home). Cuando vas al cine todas las películas suelen estar en el idioma original con subtítulos en chino, lo que es perfecto porque a) o disfrutas de la película en inglés cuando necesitas desconectar un poco de películas chinas o b) incluso disfrutando de la película puedes ir conectando lo caracteres chinos con las palabras de la película que se esta emitiendo. Pero lo más ( y The best) es que el gobierno chino emite todas las películas, series o programas de televisión con subtítulos! Esto se debe a que mucha población mayor no habla el mandarín (hablan dialectos), pero entiende los caracteres porque los dialectos usan los mismos caracteres que el chino mandarín pero con distinto sonido (ende, distinto idioma). Cuando tu nivel de chino va mejorando y ves una película o un programa o serie de televisión es una pasada ir siguiendo los caracteres que aparecen en la pantalla e ir reconociendo un! 请,por aquí 完,un 送 e ir hilando caracteres, frases y conceptos.

Ai:

Ai significa tía (señora) en China, los jóvenes usan este nombre para dirigirse a ellas de forma respetuosa. También llaman Ai a sus tías. Las Ai son todas esas mujeres que tienen de 50 años para arriba. Las Ai siempre están ahí y hay Ais por todas partes. Normalmente tienen su propia familia pero hacen tareas domésticas y/o cuidan de los niños de otras familias. Suelen ser bajitas, llevan pantalones, son bastante morenas y su energía podría parar un tren. Mi sensación es que siempre sonríen, se mueven rápido, andan rápido y sonríen rápido y mucho. Las Ai no hablan inglés pero entienden yes, no, ok y son unas de los mejores compañeras para practicar tu chino. Vas a encontrar a un grupo enorme ( más de 30 o 40 Ais) juntas a eso de las 7 u 8 de la noche bailando en los parques y las plazas. Las Ai se juntan a mover el esqueleto y a compartir con las amigas en zonas de la ciudad, y sus bailes son una pasada! Parecen fáciles, pero no lo son, lo mueven todo, derecha izquierda, vueltas y para arriba y para abajo. Se las ve felices, el ritmo de la música invade sus rostros y sus manos mientras siguen la coreografía del líder que está en primera fila. Yo veo a las Ai como mujeres felices, pero también me imagino su infancia ( post comunismo) y recuerdo las batallitas que el padre de Lu Ping me ha contado. Veo en el rostro de una Ai ( héroes discretos) capacidad de hacer todo, cuidar de los niños, limpiar, trabajar mucho, cocinar para toda la familia china ( que son muy numerosas) y bailar. Y hacerlo todo con esa sonrisa que enseña todos los dientes.

Mi consejo, cuando estés en China, búscalas y cuando las veas bailando no les saques fotos, únete, sigue el ritmo, baila con las Ai. Solo así, puede uno acercarse un poco más a la cultura china y descubrir el apasionante mundo de las Ai. Ellas te van a recibir con muchos dientes y mucha sonrisa.

Querido idioma. Te quiero.

Creo que una de las cosas más fabulosas de China, es su idioma. Aprender Chino es entrar y conocer un mundo fascinante (y prometo dar tips de cómo aprenderlo más rápido y mejor), porque prometo que no es tan difícil como el mundo nos hace creer. Aprender chino es aprender cuatro idiomas a la vez ( lo que es que es genial porque tu cerebro se prepara para aprender incluso más idiomas en el futuro). Cuando aprendes chino tienes que tener en cuenta 4 aspectos; memorización de vocabulario (las palabras), la entonación (tonos de las sílabas que son 4) los caracteres (escribirlos y reconocerlos) y la gramática, que aunque se diga que el chino no tiene gramática, sí que tiene. La gramática china puede que sea más “sencilla” que la de otros idiomas, pero haberla, la hay. Cuando empiezas a aprender chino todo parece my complicado, pero se trata de respirar profundo y darse tiempo a uno mismo. No te obligues, vívelo, conócelo despacio y disfrútalo. Poco a poco te vas a dar cuenta de la belleza del idioma, del sentido que tiene la creación de algunas palabras, lo simpáticos que son los tonos y qué interesantes son las frases hechas chengyu 成语. Como; 高山流水 gao shan liu shui, montaña alta agua que fluye. La historia de este chengyu cuenta que el músico de quqin (el instrumento más antiguo de cuerda) destrozó su quqin, después que su amigo que siempre le acompañaba mientras tocaba y que entendía y disfrutaba su música como nadie, muriera. El músico al destruir su instrumento decide no volver a tocar jamás, pues ¿Para quien voy a tocar ahora, si mi amigo ya no está?

 

 

image

image

image

image

image

image

image